Los casos de VIH en Chile han aumentado un 66% entre el 2010-2016 y no se detiene. Se esperan 5.200 nuevos casos de SIDA a finales del año en curso, así lo aseguró la Corporación Sida Chile en el marco del Día Mundial contra el Sida. Por lo cual el Dr. Carlos Beltrán, presidente de la Corporación, afirma que no hay mucho que celebrar, pues se asegura que en el país  ha ido aumentando progresivamente la tasa de transmisión de casos nuevos de VIH. En 7 años, el número de casos nuevos se ha duplicado.

Desde el primer caso de contagio que se registró en 1984, Chile había controlado la expansión de la epidemia de VIH/Sida con un relativo éxito, sobre todo comparado con el resto de la región latinoamericana. Sin embargo, las últimas cifras dadas a conocer por el Ministerio de Salud y la Encuesta Nacional de Salud (ENS) prendieron las alarmas, al menos entre los especialistas de salud y las agrupaciones de la sociedad civil.

Chile es el país latinoamericano que experimentó el mayor número de nuevos casos de VIH entre 2010 y 2016. Según cifras del Minsal, los casos se elevaron un 66% en este periodo y se espera que para fines de 2017 hayan 5.200 nuevos casos.

Para Beltrán, el número de contagios se explica por diversos factores. “Los últimos resultados de la ENS muestran que el uso de preservativo en la gente joven disminuyó prácticamente a la mitad en los últimos seis años. Solo el 15% de los jóvenes menores de 25 años se han hecho el test de VIH alguna vez”.

Un panorama de nuevos contagios que -asegura- sí estaba en conocimiento por los especialistas, pero éstos no fueron oficializadas por el Minsal. “El año 2015, nosotros como corporación le presentamos al Minsal lo que estábamos observando y la respuesta fue que el Ministerio no veía un aumento en el número de casos. Por lo tanto, perdimos dos años en abordar un problema que ya en esa época era muy grave y que tiene que ver con el desplazamiento de la epidemia hacía las edades más jóvenes”, comenta.

Efectivamente, la epidemia de VIH/Sida ha ido paulatinamente tomando fuerza entre los jóvenes chilenos. Por ejemplo, según la directora del Injuv en La Araucanía, Olivia Langer, 7 de cada 10 jóvenes con VIH en la región todavía están cursando enseñanza media.

Edgaro Vera, jefe del Programa Nacional de Prevención y Control de VIH/Sida, ve la situación con un poco más de optimismo.

“La lucha contra el VIH ha tenido grandes logros con respecto a otras patologías durante los últimos diez años”. Sin embargo, Vera reconoce que existen algunos problemas pendientes que tienen que ver con “cómo implementamos una educación sexual y reproductiva en los establecimientos educacionales, cómo generamos que desde la niñez hasta la adolescencia, los jóvenes y adolescentes puedan conocer las medidas de prevención, sepan donde acceder a un preservativo”.

Las tres causas principales de este incremento se debe, según el doctor Beltrán, a la ausencia de políticas públicas en VIH en los últimos 12 años. No hay ninguna política pública de VIH y no ha sido prioridad de ningún gobierno. En segundo lugar, hay una sociedad hipócrita que invisibiliza el problema, familias que no hablan con sus hijos, y no existe educación en salud sexual por considerarse temas tabú

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here